•  

    November/December 2018

    The Benefits of Gratitude

    We practice gratitude regularly on Thankful Thursdays.  November, the month of Thanksgiving, is often a season for expressing gratitude.  Did you know there are proven benefits of regularly practicing gratitude?

    Gratitude opens the door to more relationships.

     Gratitude improves physical health.

        Gratitude improves psychological health.

           Gratitude enhances empathy and reduces aggression.

              Grateful people sleep better.

                 Gratitude improves self-esteem.

                    Gratitude increases mental strength.

     

    Helping Kids Develop Independence

    Start Thinking in Questions.  You may not realize it, but every time you take on a task, you ask yourself questions and then answer them with thoughts and actions. If you want to unload groceries from the car, you ask yourself:

    Q: Did I get them all out of the trunk?              A: No. I'll go get the rest.

    Q: Did I close the trunk?                                      A: Yes.

    Q: Where's the milk and ice cream? I need to put them away first.

    A: Done. Now, what's next?

       Encourage kids to start seeing tasks as a series of questions and answers. Suggest that they ask these questions out loud and answer them. These questions are the ones you hope will eventually live inside a child's head. And with practice, they'll learn to ask them without being prompted.

       Work together to come up with questions that need to be asked so the chosen task can be completed. You might even jot them down on index cards. Start by asking the questions and having your child answer. Later, transfer responsibility for the questions from you to your child.

     

    From Teeth Brushing to Book Reports

    To get started, introduce the 1-2-3 method and help your child practice it in daily life.

    1. Getting Organized

       Explain that this step is all about getting ready. It's about figuring out what kids need to do and gathering any necessary items. For instance: "So you have a book report to write. What do you need to do to get started?" Help your child make a list of things like: Choose a book. Make sure the book is OK with the teacher. Write down the book and the author's name. Check the book out of the library. Mark the due date on a calendar.

       Then help your child think of the supplies needed: The book, some note cards, a pen for taking notes, the teacher's list of questions to answer, and a report cover. Have your child gather the supplies where the work will take place.

        As the project progresses, show your child how to use the list to check off what's already done and get ready for what's next. Demonstrate how to add to the list, too. Coach your child to think, "OK, I did these things. Now, what's next? Oh yeah, start reading the book" and to add things to the list like read over my teacher's directions, start writing the report.

    1. Staying Focused

       Explain that this part is about doing it and sticking with the job. Tell kids this means doing what you're supposed to do, following what's on the list, and sticking with it.

       It also means focusing when there's something else your child would rather be doing — the hardest part of all! Help kids learn how to handle and resist these inevitable temptations. While working on the report, a competing idea might pop into your child's head: "I feel like shooting some hoops now." Teach kids to challenge that impulse by asking themselves "Is that what I'm supposed to be doing?"

       Explain that a tiny break to stretch a little and then get right back to the task at hand is OK. Then kids can make a plan to shoot hoops after the work is done. Let them know that staying focused is tough sometimes, but it gets easier with practice.

    1. Getting it Done

       Explain that this is the part when kids will be finishing up the job. Talk about things like copying work neatly and asking a parent to read it over to help find any mistakes.

       Coach your child to take those important final steps: putting his or her name on the report, placing it in a report cover, putting the report in the correct school folder, and putting the folder in the backpack so it's ready to be turned in.

    In every job that must be done, there is an element of fun. - Mary Poppins


    Noviembre/Diciembre 2018

     

    Los beneficios de la gratitud

    Practicamos regularmente la gratitud durante los Jueves Agradecidos (Thankful Thursdays).  Noviembre, el mes de la Acción de Gracias, es a menudo una época para expresar gratitud.  ¿Sabían ustedes que hay beneficios probados cuando se practica la gratitud regularmente?  

    La gratitud abre la puerta a más relaciones.
      La gratitud mejora la salud física.
         La gratitud mejora la salud psicológica.
            La gratitud aumenta la empatía y reduce la agresión.
               La gente agradecida duerme mejor.
                  La gratitud mejora la autoestima.
                     La gratitud  aumenta la fuerza mental.

     

    Ayudando a los niños a desarrollar su independencia

    Empiecen a pensar en forma de preguntas.  Quizás no se den cuenta, pero cada vez que uno se hace cargo de una tarea, uno se hace preguntas y luego las responde con pensamiento y acciones.  Si uno quiere descargar los alimentos del carrito del mercado, uno se pregunta a sí mismo lo siguiente:

    P: ¿Los saqué todos de la cajuela?              R: No. Voy a buscar el resto.
    P: ¿Cerré la cajuela?                                    R: Sí.
    P: ¿Dónde están la leche y la nieve? Tengo que guardarlas antes que nada.
    R: Listo. Ahora, ¿qué sigue?
        Animen a los chicos a que empiecen a ver las tareas como una serie de preguntas y respuestas. Sugiéranles que se hagan ellos mismos estas preguntas en voz alta y las respondan. Estas preguntas son las que uno espera que eventualmente habiten en la cabeza del niño o niña, y con la práctica ellos aprenderán a hacerlas sin que se lo indiquen.       

    Trabajen juntos en formular las preguntas que es necesario hacerse  para realizar la tarea escogida.  Incluso quizás pueden anotarlas en tarjetas de índice. Empiecen por hacer las preguntas y pedirle a su niño(a) que las responda.  Luego, transfieran la responsabilidad de hacer las preguntas de usted a su niño(a).

     

    Desde lavarse los dientes hasta escribir reportes de libros

    Para empezar, introducir el método 1-2-3 y ayudar a su niño(a) a practicarlo en la vida diaria.

    1. Organizarse

        Explicar que en este paso todo tiene que ver con estar listo(a). Esto es averiguar lo que los niños tienen que hacer y obtener lo que sea necesario. Por ejemplo: “Así que tienes un reporte de libro que escribir. ¿Qué tienes que hacer para empezarlo?” Ayuden a sus niños a hacer una lista de cosas como: escoger un libro; asegurarse que ese libro está aprobado por el maestro o maestra; escribir el título del libro y el nombre del autor; sacar el libro de la biblioteca; marcar la fecha de entrega en la pizarra.

       Luego, ayuden a su hijo(a) a pensar en los útiles que necesita: el libro, tarjetas para notas, un lápiz para escribir las notas, la lista de preguntas de la maestra, y una portada para el reporte.  Hagan que su niño(a) obtenga los útiles en donde se va a llevar a cabo el trabajo.

         A medida que progrese el proyecto, muéstrele a su niño cómo marcar lo que ya hizo y a prepararse para el siguiente paso.  Mostrarle también cómo agregar pasos a la lista; adiestre a su niño(a) a pensar como sigue: “OK, ya hice estas cosas. Ahora,  ¿qué debo hacer? ¡Ah sí, empezar a leer el libro!” y a agregar cosas a la lista, como releer las instrucciones de la maestra, empezar a escribir el reporte.

    1. Mantenerse enfocado(a)

        Explicar que esta parte se trata sobre la acción de hacerlo y mantenerse concentrado en el trabajo. Decirles a los niños que esto significa hacer lo que tienen que hacer, seguir lo que dice la lista, y no dejar de hacer el trabajo.       

        Esto también significa enfocarse cuando hay algo más que su niño preferiría estar haciendo –¡la parte más difícil de todas! Ayudar a los niños a cómo lidiar con estas tentaciones inevitables y resistirlas. Mientras trabaja en el informe, una idea competitiva puede invadir la cabeza del niño: “Ahora tengo ganas de ir a hacer unas cestas de básquetbol”.  Enseñarles a los niños cómo desafiar ese impulso preguntándose a sí mismos: “¿Es eso lo que tengo que estar haciendo?

        Explicar que está bien tomar un descansito para estirarse un poquito y regresar a trabajar en la actividad que tienen a mano, y luego sí pueden hacer un plan para ir a hacer cestas después de terminar el trabajo. Díganles que mantenerse enfocado a veces es difícil, pero que se hace más fácil con la práctica.  

    1. Llevarlo a cabo

        Explicar que ésta es la parte en que los niños van a terminar el trabajo.  Hablarles de cosas como copiar el trabajo nítidamente y pedirle a su papá o mamá que lo lea para ayudarlos a encontrar cualquier error que puedan tener.

     

        Enseñarle a su niño(a) a tomar los importantes pasos finales: poner su nombre en el reporte y en la portada del reporte, poner el reporte en la carpeta escolar correcta, y poner la carpeta en la mochila de manera que esté listo para entregarse.

     

    En cada trabajo por terminar hay un elemento que disfrutar” - Mary Poppins