• September/October 2018 --  Septiembre/Octubre 2018

     

    From Mrs. Babbitt:

    Ever since I was a little girl I’ve had the same recurring dream the week before school starts: I’m ready to go to school and I can’t find my shoes ANYWHERE. Without shoes, they won’t let me in! I’m walking around barefoot and I don’t know what to do!

    Starting school causes anxiety.  Getting back into the routine of school (or starting it for the first time) can be  stressful -- New teachers, new classmates, new procedures, even a new principal!

    If there’s one thing that absolutely does not change from year to year, it is the fact that La Mesa Dale’s staff cares about your child!  Our thoughts and actions are focused on ensuring your child is successful (whether they were able to find their shoes in the morning or not).   We strive to create an atmosphere where students feel safe to take risks, to explore new things, to make mistakes and learn from those mistakes.  


    Growth Mindset - The Power of YET

    At La Mesa Dale, we  believe that with hard work, effort and perseverance, you can achieve anything you set your mind to.  Do you? If the answer is yes, then you probably have a ‘Growth Mindset’. Some people say things like, “There’s no point, I can’t to do it.” Feelings like this can be related to what people believe about what makes them ‘good’ at something. We believe in the power of YET.  “I can’t do it YET, but with practice and hard work I know I can get it!”

    If we encourage others, especially our children, and appreciate their efforts and persistence, then we support their development of a ‘Growth Mindset.’ Developing a Growth Mindset in our children equips them to persevere with difficult tasks and pick themselves up when things don’t go their way. The vision of developing a Growth Mindset is focused on practicing and finding alternative ways to achieve goals.

    No matter what our age, our brains can grow and change, and we can learn new things, especially by making mistakes. By practicing and challenging ourselves, we show that we will not let failure define us as a person, and as a result, our brains will grow; stronger connections will be made, and with extra challenges come extra brain growth.

    Ultimately, we are trying to teach children that strength doesn’t come from what you can do… it comes from overcoming things they once thought they couldn’t do.

    Language matters.   Rather than saying “You are so smart!”, try saying “You work really hard in school and it is paying off!” Use the opportunities to praise children to praise them for effort rather than their accomplishments; it will make a big difference when they come up against difficult tasks in the future! You can also try having a ‘Glass half full’ attitude around the home. If you promote a positive attitude towards all aspects of life, your children will be more positive when facing challenges.


    I believe ability can get you to the top,” says coach John Wooden, “but it takes character to keep you there.… It’s so easy to … begin thinking you can just ‘turn it on’ automatically, without proper preparation. It takes real character to keep working as hard or even harder once you’re there. When you read about an athlete or team that wins over and over and over, remind yourself, ‘More than ability, they have character.’

    -Carol Dweck, author of Mindset


    Septiembre/Octubre 2018

    Conozcan a la Sra. Babbitt

    Desde que era una niñita he tenido el mismo sueño recurrente la semana antes de que comience la escuela: estoy lista para ir a la escuela y no puedo encontrar mis zapatos EN NINGUNA PARTE.  Sin zapatos no me van a dejar entrar. Estoy caminando descalza y ¡no sé qué hacer!

    Empezar la escuela causa ansiedad.  Volver a la rutina de la escuela (o empezar por primera vez) puede ser estresante – nuevos maestros, nuevos compañeros de clase, nuevos procedimientos,  ¡incluso una nueva directora!

    Si hay algo que no cambia en lo absoluto de un año a otro, es el hecho que a los miembros del personal de La Mesa Dale les importa su niño(a).  Nuestros pensamientos y acciones están enfocados en asegurar que su hijo(a) tenga éxito (aunque pueda o no encontrar sus zapatos por la mañana).  Nos esmeramos por crear una atmósfera en la que los estudiantes se sientan seguros para tomar riesgos, explorar nuevas cosas, cometer errores, y aprender de esos errores.  


    Mentalidad de crecimiento – El poder de la palabra ‘TODAVÍA

    En La Mesa Dale, creemos que con el trabajo duro, el esfuerzo, y la perseverancia tú puedes lograr cualquier cosa que mentalmente te propongas. ¿Puedes?  Si la respuesta es ‘Sí’, entonces probablemente tengas una ‘Mentalidad de crecimiento’. Algunas personas dicen cosas como, “no tiene sentido”, o  “no puedo hacerlo”. Este tipo de sentimientos puede estar relacionado con lo que las personas creen que las hace ser ‘buenas’ en algo. Nosotros creemos en el poder de la palabra ‘TODAVÍA’.  “No lo puedo hacer TODAVÍA, pero con la práctica y el trabajo duro, ¡yo sé que puedo!”

    Si les damos ánimos a otros, especialmente a nuestros niños, y apreciamos sus esfuerzos y su persistencia, entonces estaremos apoyando el desarrollo de su ‘Mentalidad de crecimiento’.  Desarrollar esta mentalidad de crecimiento en nuestros niños los equipa para tener perseverancia ante las tareas difíciles, y a sobreponerse cuando las cosas no les salgan como ellos quieren. La visión del desarrollo de una mentalidad de crecimiento se enfoca en practicar y encontrar modos alternativos para lograr las metas.

    No importa la edad que tengamos, nuestros cerebros pueden crecer y cambiar, y podemos aprender nuevas cosas, especialmente cometiendo errores. Practicando y desafiándonos, mostramos que  nosotros no dejaremos que el fracaso nos defina como personas, y como consecuencia de esto, nuestros cerebros crecerán, harán conexiones más fuertes, y con más retos, más crecerá el cerebro.

    Ultimadamente, estamos tratando de enseñarles a nuestros niños que la fuerza no viene de lo que ellos puede hacer….viene de superar las cosas que ellos creían que no podían superar.

    El lenguaje importa.  En vez de decir, “¡Eres tan inteligente!”,  traten de decir, “trabajas realmente duro en la escuela y está dando buenos resultados!”  Usar estas oportunidades para elogiar a los niños por sus esfuerzos en vez de elogiarlos por sus logros. Esto hará una gran diferencia cuando tengan que enfrentarse a tareas difíciles en el futuro. También pueden tratar de tener la actitud del “vaso medio lleno” en casa. Si ustedes promueven una actitud positiva hacia todos los aspectos de la vida, sus hijos serán más positivos cuando se enfrenten a los desafíos.


    Creo que la habilidad puede llevarte hasta la cima”, dice el entrenador John Wooden, “pero se necesita carácter para mantenerte allí…Es tan fácil…empezar a pensar que uno puede ‘encenderlo’ automáticamente, sin una preparación apropiada. Se necesita un verdadero carácter para seguir trabajando tan duro, o incluso más duro una vez que se ha llegado allí. Cuando uno lee sobre un atleta o un equipo que gana una y otra y otra vez, recuérdense a sí mismos que ‘más que habilidad, ellos tienen carácter.’

    -Carol Dweck, autora de Mindset